El sistema

Despertar de la nada en una sitio imposible, enterarte de que ya no estás entre los vivos, no acordarte de casi nada de tu antigua vida y enfrentarse a la dura verdad que puede suponer un juicio de toda tu existencia. ¿Qué podría salir mal? Ah, sí, que el resto del mundo nunca sabrá nada de ti.

Tercera historia del blog, de temática más extraña si cabe que el resto. Está pensada en casi su totalidad, si bien aun hay cosas que arreglar, pulir y reescribir. Es bastante más larga que Mi Verdadero Yo y El Soldado de Mitra, de hecho ni puedo asegurar cuánto durará. Pero para facilitar la lectura y elaboración de la misma (y porque el propio argumento lo pide a gritos), dividámosla.

El sistema: Prólogo

Primera parte:

Llegada

A tortas

Compañeros de piso

Primer contacto

Afrontando la verdad

Acaba conmigo

Decisiones

Se abre la sesión

¿Culpable?

Tic-Tac

Cambios y revelaciones

Renovación

Segunda parte:

Nueva vida

Lecciones de la vida

El poder de la escoba

El reino de Morfeo

Trabajo de campo

Como siempre, aunque quizá algo menos en este caso, se aceptan comentarios, sugerencias y críticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s