Revolución – V

-Ah… mi cabeza…

Me desperté con un dolor de cabeza horrible, además de otros malestares más… problemáticos. Noté que el ambiente era muy diferente: cama cómoda, olor agradable, sábanas limpias, sin ruidos… Sin duda debía estar en un sitio en buenas condiciones.

-Vaya, por fin despiertas. ¿Qué tal va esa salud?

Reconocí esa voz de inmediato. Su porte y arrogancia se transmitía a cualquier cosa que pudiese decir. Era Frank Roulf, por supuesto. Difícil de olvidar a ese magnate librepensador al que todo le resbalaba.

-¿Frank? ¿Q-Qué haces aquí? ¿Dónde estoy?

Probé a levantarme para poder verle, pero el dolor era demasiado intenso como para que tuviese que rendirme al primer intento.

Eh, eh, más despacio. Yo que tú no me movería demasiado tras lo ocurrido. 

Apenas tenía idea de qué me hablaba. La cabeza me dolía horrores, y ya hacía suficiente como para que no explotase con la conversación.

-Estás en la clínica Doine, habitación 311. Son las 11 y cuarto de la mañana y acabas de despertar tras poco más de una semana en coma. No mucho más que decir.

-Espera… ¿La Doine? Pero si nos habían dado con la puerta en las narices…

-Bueno, a ti sí. A mí no.

Cierto. Frank tenía tantos contactos y poder en la ciudad, que prácticamente no había puerta que no se abriese a su paso. Y sobre todo cuando se convertiría en el líder de la familia en breve.

-Bueno, eso está… 

Recordé todo. Lo que había pasado en la Doine, en la Palnit, en el nivel inferior… todo.

-¡Monique! ¿D-Dónde está?

-¿Qué?

-¿Dónde está Monique, Frank? ¿Dónde?

-Lo sabes perfectamente, Markus. Por tu cara, parece que ya hayas recuperado el recuerdo de aquella noche.

-M-Monique…

Y rompí a llorar sin remedio. Rápidamente me vino a la cabeza la imagen de Monique desapareciendo delante mío, y fue… demasiado.

-Desahógate. Lo necesitas.

Pero a pesar de lodo lo que había pasado, algo me decía que Monique aún seguía viva.

-No… No puede ser… ¡Está viva, seguro!

-Markus, por favor… no tiene sentido que lo niegues, lo viste con tus propios ojos.

-No. No pienso aceptarlo. Y tengo pruebas.

-¿No me vendrás con ese cuento del pacto?

-Pero Frank, lo hicimos. Hicimos el pacto. Y si yo estoy vivo, entonces Monique… también.

-Ay, Markus… ¿Aún sigues con eso? Aparte de que no se ha confirmado que el pacto sea funcional, hasta en los mismos escritos viene que falla en ocasiones.

-P-Pero…

-Asúmelo. El pacto es sólo una conjetura. Lo mejor es que lo olvides y admitas que Monique… ya no está.


Después de unos quince minutos en silencio, en los que apenas se oía el barullo de la clínica, retomamos la conversación.

-Bueno, Frank, ¿qué demonios haces aquí?

-Oh, esperar a que despertases para pasarte la factura de la semana que te has tirado aquí a mi costa.

-…

-…

-¿En serio?

-Sí. Y bueno, también lo de que viniste aquí gracias a mí y todo eso…

A veces no sabía si ese sentido del humor era intencionado o realmente lo pensaba.

-¿Gracias a ti?

-Más o menos. Oíste una pelea mientras estabas ahí abajo, ¿no?

-Sí, sí que… ¿Y cómo sabes tú…?

-Alguien tuvo que empezar la pelea, ¿no crees?

-…

-Como veo que andas más perdido que nunca, te pondré algo al día. 


Si no me equivoco, Palnit ya os dijo que iban detrás de vosotros desde hace un tiempo. Y para… rematar la faena, corrió la orden de que nadie os atendiese o ayudase en lo que fuera. Y sí, eso incluía el embarazo. Supongo que ciertas… personas pensaron que con un ataque tan directo Monique pasaría por el aro y entregase su descubrimiento. Pero claro, se negó y la cosa fue a mayores.

En cuanto a Palnit, también estaba metido en esa… conspiración, por así llamarla. Tras manteneros firmes después del rechazo de la Doine, avisaron a Palnit de que os atendiese y os condujese a un lugar controlado. Ya que no podrían convenceros… acabarían con vosotros. El resultado para ellos era el mismo.

Por eso os mandó a la Gyfu 7. La entrada ya estaba bloqueada previamente desde dentro y, como abrir la puerta costaría horrores, caeríais en una emboscada cuidadosamente preparada. Y de paso, si veían que alguien del cuarto nivel os había ayudado, pues también pagaría. Y de nuevo, algo falló.

Sin saber cómo, acabasteis en otra puerta, que ya me dirás cómo abristeis, bajasteis al nivel inferior y el bloqueo de antes se convirtió en una defensa excelente. Me imagino que si no llega a ser por eso, las cosas habrían acabado mucho peor.

-Bueno, ¿y tú que pintas en todo esto?

Yo también había recibido esa orden, pero no me parecía bien, así de fácil. Me puse en contacto con bastante gente, mucha de vuestra parte, por cierto, y probamos a obstaculizarles el paso a los guardias. La pelea se complicó un poco… y al final entraron. Tranquilo, no ha habido tragedias… al menos ahí.

Y en cuanto los guardias bajaron, se oyó una fuerte explosión y hubo un destello de luz negra. Estaba muy calmado todo, de modo que bajamos los que aún teníamos fuerzas y… vimos aquella escena. Una docena de guardias asesinados, tú inconsciente, un bebé llorando y Monique… bueno…

-Grrr…

Tranquilo. Palnit nos ayudó a trasladaros a la Doine y procuró que no sufrieses ningún daño.

-¿Palnit? ¿Pero no estaba en nuestra contra?

Al principio sí, pero hice una llamadita y le puse las ideas en su sitio. Me costó un poco, pero al final cumplió.

-Maldito traidor…

No fue culpa suya. Y tú habrías hecho lo mismo.

-¿Qué?

Los que andaban detrás de todo esto estaban chantajeando a Palnit. Y si no les hacía caso… irían a por su hijo.

-¿Hijo? ¿Palnit ha tenido un hijo?

Claro. Por eso supo qué hacer cuando vio a Monique con esos dolores. Lo había vivido no hacía mucho.

-…

En fin, os trajimos a la clínica y vimos si había sido un éxito o un fracaso. Tú y tu hija estáis vivos de milagro. Sin embargo, tu hijo no siguió la misma suerte, y Monique… se hizo todo lo posible por reanimarla, pero sin resultado.

-…

Por cierto, tu hija es realmente preciosa. Está en la zona de maternidad, perfectamente atendida. Apenas llora.


-Frank, ¿sabes quién está detrás? ¿A qué se debe todo esto?

-He estado investigando, pero no puedo revelarte los detalles aún. Es… confidencial.

-… 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s